ERAN OTROS TIEMPOS

Pues sí, eran otros tiempos. Los tiempos de la leche en polvo y del queso amarillo. Los tiempos de las estufas de carbón y los sabañones en las orejas.Los tiempos heroicos de letra con sangre entra, de las palmadas con regla, de los tinteros y el plumín, de los cartapacios, de las carteras de material y los pantalones cortos hasta el día de la virgen. Tiempos felices(?) que no volverán gracias al tiempo. A mí, no me castigaron con el cuarto oscuro de las ratas, ni con las manos en cruz sujetando las enciclopedias, ni con la serie habitual de reglazos, ni con el último pupitre (el de los menos listos por decirlo suave). Sobreviví y ahora soy una persona de bien. Gracias a la escuela.

 

Copia del texto correspondiente a la parte de Formación Familiar y Social de la Enciclopedia Álvarez, 1er. grado, año 1964:

LECCIÓN 1.ª- EL COMPORTAMIENTO EN EL COLEGIO

El colegio es como una casa que pertenece a todos los niños por igual y su jefe es el Maestro o la Maestra.

Los niños vamos al colegio para educarnos y para aprender muchas cosas y por ello debemos estar en él con la debida atención y compostura.

Hablar , distraerse, no hacer con esmero los trabajos que los Maestros nos mandan, son faltas graves que algún día nos pesará haberlas cometido, pues el tiempo que se pierde no se recupera jamás.

LECCIÓN 2.ª-NECESIDAD DE SER ORDENADOS

Es muy conveniente ser ordenados y este buen hábito hemos de adquirirlo desde niños: los libros, los juguetes, las ropas, cada cosa, siempre en su sitio.

El que es ordenado tiene tiempo para todo y es feliz. El desordenado no encuentra las cosas cuando las busca, no tiene tiempo para nada y es desgraciado.

Si somos ordenados de niños, lo seremos de mayores y, ¡que buen efecto produce un taller, una oficina o una casa dirigida por personas ordenadas!

LECCIÓN 3.ª-LA HIGIENE-LA LIMPIEZA Y EL ATRACTIVO

La higiene tiene por objeto la conservación de la salud y el principal de sus preceptos es la limpieza.

Las manos, el pelo o el cuerpo sucio; los muebles llenos de polvo o las habitacines sin ventilar, son peligrosos focos de microbios que pueden ocasionarnos muchas enfermedades.

Para ser atractivos tenemos que ser limpios y para ser limpios el agua tiene que ser nuestra mejor compañera.

LECCIÓN 4.ª-LA AMABILIDAD Y LA SIMPATÍA

La amabilidad consiste en ser complacientes y cariñosos con las personas que nos rodean.

Para ser amables es preciso que estemos siempre dispuestos a renunciar a nuestros deseos en beneficio del prójimo.

Los niños amables se hacen simpáticos a los demás. No son envidiosos, vanidosos o criticones y son felices y queridos por todos.

Si queremos ser simpáticos, seamos ambles.

LECCIÓN 5.ª-LA AMISTAD-LAS BUENAS COMPAÑÍAS

La amistad consiste en el afecto que une a unas personas con otras.

Ahora bien: las amistades pueden ser buenas o malas.

Son buenas las que son leales, sinceras y desinteresadas. Son malas las egoistas y las que están llenas de vicios o malas costumbres.

Si nuestras amistades son buenas, influenciados por ellas nosotros también lo seremos. En cambio, si son malas, terminarán por arrastrarnos por el camino del mal.

LECCIÓN 6.ª-EL ESPÍRITU DEPORTIVO

Se dice que un niño tiene buen espíritu deportivo cuando es alegre, trabajador, diligente y buen compañero; cuando no siente envidia ante los triumfos ajenos y cuando no se envanece con los propios.

Para llegar a poseer un buen espíritu deportivo es preciso que poco a poco dominemos nuestra voluntad y que corrijamos todos nuestros vicios y malos hábitos.

LECCIÓN 7.ª-LA CORTESÍA EN FAMILIA

Los padres, los hermanos, los abuelos, los tíos, los primos, etc., están ligados a nosotros por lazos de sangre que son más fuertes que los de cualquier amistad.

Debemos ser corteses, es decir, respetuosos y atentos con todos, pero de una manera especial, con nuestros familiares.

Procuremos que esos lazos no se romparn con disputas, envidias o celos. Perdonemos las faltas de los demás en pro de la paz familiar y, si tenemos criados, tratémosles con cariñoy consideración.

LECCIÓN 8.ª-DEBERES Y RELACIONES CON LOS HERMANOS

Después de nuestros padres, los hermanos deben ser para nosotros los seres más queridos.

Los buenos hermanos son cariñosos entre sí, no se pelean ni discuten; se ayudan mutua y desinteresadamente y comparten sus penas y alegrías.

Si no sois envidiosos; si estáis siempre dispuestos a ceder en pro de la paz fraternal; si el cariño y la bondad presiden vuestras ralaciones, os sentiréis felices y lograréis que vuestros hermanos también lo sean.

LECCIÓN 9.ª-LA BUENA EDUCACIÓN EN LA CALLE

Cuando van por la calle, los niños bien educados caminan siempre por la acera de la derecha; no corren ni dan gritos; ceden la acera a las señoras y personas de respeto y saludan cortésmente a los conocidos.

Perder el tiempo jugando en sitios prohibidos, entretenerse estropeando plantas o martirizando animales, discutir en voz alta y adoptar modales contrarios a la modestia y delicadeza femeninas revelan malos sentimientos y poca educación.

LECCIÓN 10.ª-CORTESÍA Y RESPETO EN EL TEMPLO

El templo es la casa de Dios y por ello debemos entrar y estar en él con la máxima corrección y respeto.

Entrar precipitadamente, distraerse, hablar, hacer señas o reírse son faltas de respeto que algunas veces son pecados graves y que denotan mala educación.

No olvidemos nunca que Dios está observando constantemente nuestro comportamientos y que algún día nos pedirá cuenta de él.